Del secreto en la vida

Decir secreto nos trae como referencia lo mágico, místico, fascinante. Alusiones como “descubra usted los secretos de”, nos hace participar de la emoción de ser del grupo de unos cuantos que comparten esos secretos. Nos sentimos importantes al saber que otros no conocen lo que nosotros. El libro “El secreto” es un boom literario al que muchos se abrigaron para tener el tan ansiado éxito y que sigue sin llegar. Y busco los secretos que me hagan ser superior, la información que me lleve a un lugar privilegiado.

El secreto profesional socorre a los periodistas para no revelar sus fuentes aunque en la práctica no se respete y además obliga a no difundir noticias confidenciales. El secreto bancario es legalmente un recurso para evitar la fuga de información financiera de los clientes. El secreto de confesión obliga al sacerdote a no contar a nadie lo confesado por el feligrés.

En titulos de obras, hay varias formas de captar la atención de un lector con titulos como “El libro de los secretos”, “Secretos Sagrados” del autor Jorge Chillón, “Libro de los secretos” , Osho; conspiraciones y sociedades secretas, el secreto de una buena cocina, los secretos de la Biblia, en fin, cada día parace ser que crecen los secretos y las formas como unos cuantos los han descubierto y “desean” compartirlos con nosotros. El poder mercantil de la palabra “secreto” es poderoso. Mas de n número de consejos para lograr que ella o él caiga rendido a tus pies. Para muestra un botón: “100 secretos de una prostituta, lo que necesitas saber para comprender a los hombres” (1). También existen obras de investigación que muestran a la luz de todos los resultados como por ejemplo “Los secretos de Nostradamus” (2). Al final de este articulo se muestran las referencias de algunas obras literarias relacionadas con el tema del secreto.(3)

En el oficio del escritor, crear un secreto es una virtud para crear misterio, al final de cuentas el arte de escribir, es como en la música, la armonía de los silencios y sonidos. Decir silencios es mostrar esos secretos plagados de insinuaciones, el manejo del lenguaje al final de cuentas es el recurso más valioso para esconder la mirada del personaje que lo revela todo, el gesto de una sonrisa, el caminar inseguro, el misterio de la habitación. El escritor nos comparte sus secretos en ocasiones con toda la intención y en otras, inocentemente sin saberlo, vamos descubriendo los hilos que mueven su vida.

Para la mirada omnipotente y omnipresente de una deidad, no hay secretos, todo es de su conocimiento, lo que nos deja desnudos y al amparo de su poder. El secreto entonces se torna en una cualidad humana, tan humana como la misma vida.

 


 

(1) 100 secretos de una prostituta: Lo que necesitas saber para comprender a los hombres. (2009). México: Grupo Editorial Patria.

(2) Ovason, D. (1998). Los secretos de Nostradamus. Barcelona: Plaza & Janés.

(3) Clason, G. S. (2004). El hombre más rico de Babilonia: Los secretos del éxito de los antiguos. Barcelona: Ediciones Obelisco

Fernández, M. J., & Ronquillo, V. (2006). De los Maras a los Zetas: Los secretos del narcotráfico, de Colombia a Chicago. México: Grijalbo.

Freeman, M., & Barber, C. C. (2009). 101 consejos fotografía digital: Los secretos de los mejores fotógrafos del mundo.

Scott, M., & Angulo, F. M. (2010). La hechicera: Los secretos del inmortal Nicolas Flamel.

Chopra, D., & Hernández, C. G. (2005). El libro de los secretos: Descubre quiénes somos, de dónde venimos y por qué estamos en esta vida. Mexico, D.F: Alamah.

Anuncios

Puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s